Top
cerveza dia del padre

Cómo sorprender a tu padre en su día (día del padre)

Como se suele decir, las cosas se demuestran con los hechos y, aunque nadie duda de que las palabras importan mucho, la mejor forma de demostrarle a alguien su importancia es compartiendo cosas con él.

 

En este sentido pasar este día con nuestro padre, ofreciéndole cariño y compañía, es una forma de cuidarle. Y está claro que sentirse querido y cuidado es fundamental para la salud ya que, los aspectos relacionados con las emociones, también son muy importantes aunque muchas veces no lo tengamos en cuenta.

 

En nuestra sociedad es muy típico celebrar los días especiales con comidas también especiales y en esta fecha señalada no tiene por qué ser menos. Pero una comida rica y especial no tiene por qué significar un atracón contundente y poco saludable. Y, aunque un día es un día, podemos disfrutar de unas horas agradables comiendo cosas saludables y no por ello menos ricas.

 

En este sentido podemos hacer algo diferente ya que no tiene por qué ser una comida formal y al uso. Podemos salir de tapas (algo muy español), tomarnos unas cañas y, de esta forma, compartir unas horas de confidencias, risas y convivencia con nuestro padre. En definitiva, regalar tiempo. Algo tan complicado con la vorágine del mundo actual.

 

En referencia a esto, las tapas pueden ser saludables o no y puede haber miles de opciones. Si consumimos muchos fritos, o con muchas calorías, seguramente disfrutaremos mucho pero no será muy bueno para nuestro cuerpo y para el de la persona que queremos (nuestro padre).

 

Por ello, ya que le queremos mucho, aprovechemos y demostrémoslo pensando en su salud. Por ello, tomemos la iniciativa en este día y elijamos opciones más sanas.

 

No se trata de ser radicales. Podemos elegir opciones para disfrutar pero que no sean realmente perjudiciales para una persona adulta, y sana, consumiéndolas con moderación.

 

Por ejemplo, disponemos de riquísimas posibilidades como jamón ibérico, acompañado de un pan de calidad con tomate natural, lomo ibérico, cecina, boquerones, anchoas, aceitunas, salpicón de marisco, frutos secos crudos, revueltos, pinchitos de solomillo… e incluso queso. Alimentos que realmente nos permitan disfrutar de todo el sabor de nuestro país pero limitando la ingesta de grasas saturadas y kilocalorías. Y todo ello en un entorno tan amigable, dado a abrirse, y a la alegría, como son los bares en España.

 

Y, por qué no, en adultos sanos y en una fecha tan especial, podemos regar las tapas con una bebida fermentada y muy típica de los bares y también de España como es la cerveza. Eso sí, con moderación.

 

Otra alternativa a las tapas son las raciones dentro de las cuales también existen alternativas saludables y no muy calóricas como el pulpo a la gallega, lacón, chipirones a la plancha, gambas a la plancha o mejillones o almejas al vapor.

 

En definitiva, un día es un día y hay días para disfrutar. No obstante, esto no debe servir como disculpa para decantarse por las opciones menos recomendables ya que se puede disfrutar igual con alternativas igual de sabrosas y sugerentes pero preferibles desde el punto de vista de nuestro organismo y del de nuestro padre. ¡Disfrutemos con moderación!

 

Escrito por: Ramón de Cangas, nutricionista.